martes, 2 de diciembre de 2008

EL PAISAJE I

... hacia 1980, con 25 años, me recuerdo, en bicicleta, o pidiendo prestado el viejo R-10 de mi madre, recorriendo, solo, las comarcas de Puertollano, Valle de Alcudia y Sierra Madrona...en busca de parajes solitarios con ríos, fuentes, árboles, silencio...
Me recuerdo pintando, de forma intuitiva, con óleo o acuarela, sin componer, sin encuadrar, sin comprender..., lugares y aspectos que me llamaban la atención por puro magnetismo y belleza...; sin pensar en el resultado, con frecuencia decepcionante...
Sin embargo, la aventura en sí misma, y el cúmulo de sensaciones que me zarandeaban en cada intento, desde la boca del estómago hasta la percepción más allá de los sentidos, me enseñaron a valorar, más, el hecho de pintar que la obra resultante.
Aún, hoy, no comprendo a quienes pintan a base de efectos, a pesar de que la obra terminada resulte admirable.
He aquí dos acuarelas y dos óleos de esos 1980 a 1982.