lunes, 8 de diciembre de 2008

MONUMENTOS



También, entre los años 1990 y 1994/95 pasé algunos sábados (nadie me puede calificar de dominguero) dándole vueltas a la catedral de Sevilla, sólos el día, la imponente mole y yo, trabando conversación amistosa y callada,,, (óleo, grafito, acuarelas...)