miércoles, 20 de mayo de 2009

TALLER DE LA BUHAIRA, 2009

Pequeños apuntes rápidos (de unos 22 x 22 cm. en estos casos) permiten una toma de contacto directa con el entorno, mayor disfrute del momento, de la luz, de los detalles irrelevantes, efímeros...; permiten un encuentro espontáneo con el arte y, si no logramos (como suele ser frecuente) aproximarnos a la infinitud de matices que pueblan cada mirada, espectáculo cotidiano, el apunte pequeño nos permite alejarnos del lugar sin remordimientos, frustraciones...








Los cuatro acuarelas anteriores corresponden al Parque de María Luisa. La que sigue, a La Buhaira.