viernes, 27 de noviembre de 2009

sábado, 21 de noviembre de 2009

INICIACIÓN A LA ACUARELA IX: TIEMPO

APUNTES DEL NATURAL
¿Por qué no retocar las acuarelas que damos por terminadas?
¿Por qué no "acabar" los apuntes "de primera intención" con los que, en principio, nos encontramos medianamente satisfechos?

Hay gente, y no quiero señalar, que pinta para hacer negocio (también, quien pinta para vivir...).
Hay gente, y no señalo, que pinta (de fotitos) para que les aplaudan... (tambien, quien usa la fotografía como base "de inspiración o composición)...
Gente, y retiro la señal, que pinta por diversión, por entretenimiento...

Esta última gente, con bastante más frecuencia que el gentío anterior, se ve inmersa en ese estado delicioso, aunque inconsciente en muchos casos, que llamamos ¿catarsis?, ¿ensimismamiento?, ¿"cuelgue"?,... en el que perdemos la noción del tiempo y todo parece tener luz propia..., ..., ...: en síntesis: funciona esa parte del cerebro poco adicta al control, subdominante...; la más impresionable, emotiva y psíquicamente incorrecta de nosotros mismos, que prácticamente no entiende de "voy a esperar que se seque", o "debo añadir un poco más de cobalto a la mezcla", o "he de enfriar la sombra del edificio"... Todo lo que entiende es "tiempo libre", "un día precioso" (incluso lloviendo), y "a pintar que son dos días" (el fin de semana).
Esta última gente, con bastante más frecuencia que aquella primera gente, suele "cargarse el cuadro" (la acuarela) una vez sí, y también la siguiente... y se deja seducir por el "hay que saber parar" que dictan los doctos.
Y, efectívamente "hay que saber parar" si buscas un producto, un resultado, una fórmula acuarelística, algo, por tanto, ¿preconcebido?.
Y no lo niego; pero el que aprende, el que aprende, el que aprende debe, mejor, aprender a disfrutar del contacto con el paisaje, tocándolo, acariciándolo, descubriéndolo en su pequeña superficie de papel, aunque el resultado sea un borrón de dos metros de altura; porque esa experiencia es la que "hace" al artista, no "el acabado".

domingo, 15 de noviembre de 2009

TALLER DE LA BUHAIRA

Siempre he pensado, a título personal, que nuestra Agrupación de Acuarelistas de Andalucía adquiere sentido en la medida que, compartiendo una misma afición, una misma práctica, reconociéndonos en el propósito de mejorar nuestro hacer, colaboramos, buscamos el entendimiento, la información que haga de nuestras acuarelas un estímulo más para vivir, relacionarnos, un filtro para curiosear el mundo en el que nacemos..., en fin, una sociedad cultural, sin fines lucrativos...
En este sentido, he llegado a comprender que, siendo capaces de admirar las obras de los mejores acuarelistas, de igual modo debemos tender una mano al que empieza, se forma... Y creo que debemos hacerlo con generosidad, invitando al que se inicia a compartir nuestros ratos de pintura, particularmente nuestro Taller de la Buhaira, donde todos aprendemos de todos...
Siempre defenderé que, dentro de la Agrupación, no haya negocios personales, pues corremos el riesgo de desvirtuar un ámbito de convivencia de los que van quedando pocos.
¡Aprendamos a diferenciar entre "otium" (tiempo libre, tiempo de paz...) y su negación ("nec otium", negocio...)
Por lo demás, ¡he aquí un pequeño apunte de La Buhaira ...



lunes, 9 de noviembre de 2009

FINDE TWO

El pasado Viernes, 6 de Noviembre de 2009, me llamó el Concejal de Cultura de Colmenar Viejo para notificarme que me han dado el Premio "Francisco Revelles" de Acuarela.
Como sé, por las bases, que se trata de dos Primeros Premios "Ex Aequo", pregunto por el otro agraciado y dice que me conoce, que es de Córdoba. Pienso en Camilo, y... efectivamente...



Camilo Huescar Ramón, Primer Premio (ex aequo) de Acuarela "Francisco Revelles", 2009



Alberto Rafael de Burgos Martínez, idem.

Además, han concedido dos Menciones Especiales a las obras de María Victoria Moreno Boyado y Yasushi Tsubata.
El Jurado estuvo formado por los artistas Silvina Socolovsky, Pablo Schugurensky, Gustavo Revelles, hijo de Francisco Revelles Tejada, y el Coordinador del Centro Cultural Pablo Ruíz Picasso, actuando como Secretario.

El mismo Viernes, por la noche, recibo un e-mail de Mercedes Peña que, el Sábado, 7, hay un Certamen de Pintura Rápida en mi pueblo, en Gines, y yo ni enterarme.
Cojo un 50 x 70, lo fijo con cinta de "carrocero" (por la edad) y me presento a las 10, hora de inicio, para entregarlo a las 13'10, 50 minutos antes de la hora de entrega, consciente de que, un brochazo más, y me cargo el apunte...



El resultado, Pedro Orozco obtiene el Primer Premio con una preciosa acuarela en tonos azules, José Francisco Bonaño Márquez, el Segundo, y a mi, por vivir en Gines, Premio al Mejor Artista Local. Lo más curioso es que, este Sábado por la mañana, de cualquier forma, pensaba salir a pintar al propio Gines, concretamente a una hacienda abandonada (¿San Antonio?) en la salida del pueblo, en dirección a Valencina de la Concepción...

Sábado por la tarde, llevo a mi hija a su reunión semanal, y la espero pintando, mientras dura la luz, en los Jardines de Murillo...




El domingo por la tarde, estuve charlando con mi suegro, y dibujándolo, como tantas veces...
(También aprovecho el "finde" para hacer muchas otras cosas: ponerme "al día" con las clases, corrección de exámenes, etc... )
¡Me encantan los fines de semana!

lunes, 2 de noviembre de 2009

FINDE

Amanece el Sábado: Cojo la bicicleta, cuaderno pequeño, cajita pequeña de acuarela, pinceles recortados (como los cañones de las escopetas de las películas del Oeste que veía, en sesión doble, junto con alguna de Gracita Morales, José Luis López Vázquez, cada vez que podía ir al cine en aquellos "sesenta" adolescentes...)...y busco, en los pueblos vecinos, lugares acogedores, pintables..., y descubro, cerca de la casa de Lomelino, en Castilleja de la Cuesta, un pequeño parque que, sólo a veces, abren a su hora (10'00)..., y pinto; al cabo de una hora recojo, y regreso, renovado, completo: ¡He ahí el comienzo de un estupendo Sábado!

Entrada del parque próximo a la casa de Lomelino

Parque próximo a la casa de Lomelino

Por la tarde, aprovechando que tengo que llevar a mi hija a su reunión del Sábado, me encuentro con Mercedes Peña en los Jardines de Murillo, hora y minutos próximos al crepúsculo, tan de moda recientemente...
Jardines de Murillo

...Domingo por la mañana, bicicleta, cajita, pincelillos, tapón de tarro de champú para el agua, pañuelitos de papel y cuadernillo...
Hacienda abandonada en Gines

Al llegar a casa, la emprendo, con este mismo tema, para borrar un bodrio de gran formato que hice en el Certamen de Pintura Rápida de Nerva; acrílico...; y no resulta mal, dado el propósito de la empresa...
En fin; en la medida en que puedo dar dos brochazos, el mundo parece recomponerse; adquiere un cierto sentido, y puedo disponerme a preparar clases tranquilo, sin obsesiones, indecisiones, incomprensiones, recesiones, depresiones, pretensiones, procesiones, ni retenciones en la A-49...