miércoles, 23 de diciembre de 2009

NAVIDAD 2009

¡...La Palabra de Dios se hizo Hombre, para mostrarnos la Luz Verdadera...!


¡Feliz ... corazón, el que acepta a un Dios tan sencillo!
¡Feliz... Navidad!

("Adoración de los Pastores", Caravaggio, 1609. Óleo sobre lienzo, 311 x 211 cm. Museo Regional de Messina, Palacio Real de Milán)

domingo, 20 de diciembre de 2009

TALLER DE LA BUHAIRA. BODEGONES

En los últimos Martes de Taller, días de tiempo inestable y frío, que anochece pronto, hemos pasado de la ventana, al interior; es decir: Los días buenos de otoño, hacíamos apuntes en el Jardín de la Buhaira (ver entradas del Miércoles, 28 de Octubre y anteriores...); los días nublados, pero aceptablemente cálidos, exteriores también; los días fríos cortos, pero con luz, "apuntes desde una ventana del Taller de la Buhaira" (ver entradas del Viernes, 27 de Noviembre, y anteriores...); y los días cerrados del final del Otoño, bodegones con luz artificial directa e indirecta...

sábado, 19 de diciembre de 2009

AGUA Y VIDA


El 29 de Noviembre de 2008, la Empresa Municipal de Aguas de Sevilla, EMASESA, y la Galería Nuevo Arte, promovieron un Certamen de Pintura ciertamente original: Se trataba de pintar, técnica libre sobre papel, en un día frío, muy frío de Otoño y en un tiempo, restringido por el protocolo oficial, de diez de la mañana a una de la tarde (creo recordar), un único tema limitado a la Plaza del Salvador,... Dedos fríos, anquilosados... Nos facilitaron un papel ¿de grabado?, hecho a mano, elegido para poder desarrollar cualquier técnica, pero que prácticamente escupía la acuarela... y, por último, la participación debía ser colegiada, un niño y un adulto, y el fallo del Jurado, único, se realizaría sobre el par de obras...
¡Divertido!
¡Complicado, pero divertido y original!
¡He aquí las acuarelas de Ángelica Toro Bonilla, de 9 años, y la mía, de 53!

Portada de la Iglesia del Salvador, Sevilla


Estatua de Martínez Montañés, en la Plaza del Salvador

domingo, 13 de diciembre de 2009

ENSAYOS


¡He aquí algunas de las acuarelas que he podido hacer en los últimos dos años, basadas en las posibilidades de reorganizar, con dibujo, una mancha inicial indefinida!

"Arroyo, rocas..." (50 x 70 cm)

"Recuerdos, a partir de una canción de verano del fin de los años '60" (65 x 35 cm)

"Roma" (65 x 35 cm)

Es una forma divertida de abordar el arte, a partir de la capacidad que tenemos de evocar esas imágenes que conservamos en nuestra experiencia personal, social, cultural, colectiva...

viernes, 4 de diciembre de 2009

ATENEO JOVELLANOS

Magnífica obra, la ganadora de la IV Bienal de Acuarela "Ateneo Jovellanos" de Gijón, en Octubre de este 2009, del barcelonés Jaime Tarín Sierra. El segundo premio fue para César Cuervo Escribano, y el tercero para José Marticorena.


Personalmente, en esta convocatoria no he podido participar (¡me hubiera gustado!) porque soy despistado a jornada completa. Sí lo hice en la edición anterior, 2007, año en que ganó Vicente B. Ballestar, Blanca Besabe, el segundo y Marticorena, el tercero. Lo hice con este 50 x 70, que quedó entre los finalistas.


Su título, escrito en la parte izquierda de la obra, "Recuerdos de una olla (...algunos, difíciles de identificar no conociendo el lenguaje).", es fruto del deseo de dotar de coherencia, de naturalidad, a la relación figurativo-abstracto con la que trabajo desde hace algún tiempo.
En la parte derecha, intento justificar la resolución plástica alegando "Soy consciente de que , los blancos se muestran agresivos, como latigazos de luz entre la frente y los ojos, pero no he podido someterlos, a riesgo de estandarizar el ensayo".

miércoles, 2 de diciembre de 2009

INICIACIÓN A LA ACUARELA X: OBRA

...Siempre he considerado que, la palabra "creación", "creatividad", no se ajusta al resultado de la actividad artística, aunque se haya convertido en un acuerdo tácito para designar las obras salidas de las manos del artista que no se deja seducir por el plagio, la imitación, la copia.
La mayoría de las veces, lo que llamamos de forma petulante "creación artística", es el resultado de una construcción artificial, artificiosa, un artificio, en su plena acepción: "algo hecho con arte, conforme a las reglas del arte"...y, por tanto, con unos requisitos técnicos, habilidad y conocimientos previos que descartan el concepto "creación".
Ni siquiera cuando el arte toma el camino de la magia, evocación de lo sutil...; tampoco cuando sigue la senda de la realidad intima, de la naturaleza, realidad social, acariciando precisamente la emoción de lo percibido ...; tampoco, cuando el arte se acerca a lo imaginario, surrealista, macabro, apasionado...; ni siquiera cuando se aproxima a la belleza, podemos hablar de "creación"...
Tampoco, cuando la casualidad, o pequeñas fuerzas que no controlamos, hacen de nuestras acuarelas, tablas, lienzos, algo inesperado, sorprendente...
La "creación" implica voluntad de hacer, desde la nada, desde lo imposible; una fuerza que, evidentemente, escapa a las posibilidades del hombre, aunque nuestra vanidad nos estimule a disfrazarnos para el carnaval de lo grotesco, lo bastardo.

"Obra", sin embargo, implica trabajo, actividad, atención, esfuerzo, intención...; aquello que pone de su parte el artista, la persona que prefiere expresarse, comunicarse, mejor con imágenes (pintadas, escritas, modeladas...) que con acuerdos, convencionalismos, estereotipos...

Prefiero el binomio tradicional "Artista - obra", a la cursilada reciente "creativo - su creación"...

Para ofrecer una muestra de lo dicho, me gustaría describir el proceso de "producción" (obra), "fabricación" (obra), "realización" de una de mis obras:
Publica, en 2008, la Agrupación Española de Acuarelistas, unas bases para la exposición "Homenaje a la Música", a la que me invitan a participar...
Me "cogen" en un momento "marinero" de mi vida, pues llevo un par de años recordando, con entusiasmo, mis veraneos infantiles junto a los pescadores de Torre del Oro (Huelva), los puertos de Huelva y Málaga, el varadero de Punta Umbría, el de Isla Cristina, Ayamonte, la seducción de los barcos fondeados y varados, su silencio, vaivén, crujido de maromas..., e intentando plasmarlo en algunas acuarelas y tablitas... No me siento capaz de "mover" mis sentimientos hacia el tema musical. Tampoco me siento cómodo haciendo algo "de compromiso", sin vocación que me haga participar de la obra.
Decido despreocuparme y pintar "lo que me sugiera la mancha", como otras tantas veces.
Para no "repetirme" en el proceso inicial de la obra, decido hacer dos círculos, en el ángulo superior izquierdo, e intentar darles respuesta...
Poco a poco, voy construyendo, sin plan preconcebido, añadiendo colores que me gustan, líneas, ... y termino pintando un barco varado.
La única diferencia es que, la inclinación de la chimenea del barco, en un momento dado, me sugiere el perfil de un oboe.
Terminé titulándolo "Llamada para barcos perdidos. Concierto en sol menor y luna nueva para oboe, brisa marina y rumor de olas".