RETROSPECTIVA













BIOGRAFÍA BREVE DE UN ACUARELISTA AFICIONADO

Alberto Rafael de Burgos Martínez

Nace (durante la Feria de Abril de Sevilla de 1.955, el día 26).
Con 3 años, ingresó en un Colegio de Teresianas de Puertollano (Ciudad Real). De ese mismo año data una acuarela, probablemente la primera en papel y formato apropiado (A3: una ballena negra y enorme, junto a un barquito rojo pequeño, en un pastoso mar verde azulado), estúpida y lamentablemente destruida por él mismo, adolescente, despreciándola por carecer de los atributos y categorías que iba descubriendo en el arte.
Hasta los 16 años, en todo el periodo escolar, desarrolló una sencilla y lúdica competencia, no tanto en la asignatura de Dibujo, como en caricaturizar a compañeros y profesores, recibiendo considerables “premios” (impactantes) y “menciones” (normalmente a familiares próximos), al ser descubiertas sus habilidades.
En la Universidad Hispalense, Historia del Arte, desde los 17 años (con más vocación por ver y admirar el Gran Arte, que por ejercitarlo), formó un interesante equipo de trabajo con dos preciosas ecijanas, Isabel y Maruja: Al desarrollarse todas las clases de Arte con proyección de diapositivas, y estando los exámenes basados en la identificación de las mismas, se dedicó a tomar rápidos y sistemáticos apuntes de las imágenes proyectadas, mientras las ecijanas anotaban las referencias y comentarios correspondientes, resultando una coordinación muy productiva y recomendable.
Pero, realmente, donde se forja su vocación artística, conquistando un estilo personal e inimitable, será durante el periodo militar, en la Legión (Tercio “Don Juan de Austria”, con sede en Fuerteventura): se pasó los 14 meses de servicio dibujando, con bolígrafo, Ches Guevaras, emblemas legionarios, “palomas dándose el pico”, desnudos femeninos, rosas, y un repertorio inagotable de temas “de buen gusto”, inmortalizados, en forma de tatuajes, sobre espaldas, brazos y pantorrillas de legionarios. Este periodo ha de considerarse definitivo en su filosofía artística.
Su consagración vendrá más tarde, en el 92, al conocer al grupo de pirad... comprometidos artistas que forman la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía.
Estos son los pilares de su arte. De aquí nace su entusiasmo, aunque también su angustia.


 EL PAISAJE

... hacia 1980, con 25 años, me recuerdo, en bicicleta, o pidiendo prestado el viejo R-10 de mi madre, recorriendo, solo, las comarcas de Puertollano, Valle de Alcudia y Sierra Madrona...en busca de parajes solitarios con ríos, fuentes, árboles, silencio...
Me recuerdo pintando, de forma intuitiva, con óleo o acuarela, sin componer, sin encuadrar, sin comprender..., lugares y aspectos que me llamaban la atención por puro magnetismo y belleza...; sin pensar en el resultado, con frecuencia decepcionante...
Sin embargo, la aventura en sí misma, y el cúmulo de sensaciones que me zarandeaban en cada intento, desde la boca del estómago hasta la percepción más allá de los sentidos, me enseñaron a valorar, más, el hecho de pintar que la obra resultante.

He aquí dos acuarelas y dos óleos de esos 1980 a 1982.













Hasta 1985, exclusivamente buscaba paisaje natural, agreste, desconocido..., y los únicos temas arquitectónicos, algunos urbanos, con los que me atrevía eran monumentos antiguos, ermitas, castillos, iglesias, viejos puentes que, por su antigüedad, me hacían disfrutar de calma, tiempo..., ¡no sé...! Cuando volví a retomar la acuarela, en Sevilla, al integrarme en la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía en 1992, de nuevo busqué la emoción de los árboles, los monumentos, refugiándome en el Parque de Maria Luisa, Jardines de Murillo, Plaza de la Virgen de los Reyes..., ejecutados con una técnica muy formal, con un dibujo minucioso, como corresponde a quien se siente inseguro e ignorante de las muchas posibilidades que esconde el uso de acuarelas...




Con frecuencia huía al campo, Alcalá, Guillena, Gerena, en busca de naturaleza, y entendí que la misma libertad del paisaje me permitía asumir ciertas libertades técnicas...


¡Entonces, aún no comprendía, ni creo comprender todavía, las posibilidades del paisaje urbano, si bien admiro a quienes lo practican, y yo mismo me empeño en su estudio!



ABSTRACCIÓN, bodegones, retrato...


En torno a 1990/93, salir a pintar del natural volvió a ser frecuente; pero muchos días grises y fríos de invierno me quedaba pintando en casa, investigando, ensayando, disfrutando con errores, casualidades y descubrimientos, juegos, "paridas" y mucho gasto de imaginación, mezclando técnicas, texturas y literaturas, pasando un buen rato.

"Locutor deportivo" (Collage y acuarela sobre papel, 1989) ...donde creí ver al tradicional comentarista deportivo, dentro de su cabina insonorizada, con escasa luz, un foco, cronómetros, relojes, ¿micrófonos?..., en un momento del "encuentro" carente de emoción...

"Conductor: ...de madrugada al trabajo" (...la misma obra anterior, girada 90º a la izquierda) ...donde imaginé al somnoliento "currito" con la hora pegada al culo, los ojos y los faros del utilitario en un mismo estado de alerta y... (¿se aprecia bien el árbol de levas, el volante y el cuentakilómetros?...)...

 "El alegre compadre encuentra una linterna" (idem) ... donde se me paresce un borrachinga, sombrero sevillano, que en uno de sus "tumbos" pisa una linterna encendiéndola, para divertido asombro propio, la nariz morada de la "papa", ¡que no se acabe el jolgorio!...

 "Doña Urraca, a las tantas de la madrugada, oye ruído" (idem)...


El papel higiénico, cola celulósica, papel de estraza, óleo, collage y decollage permitieron construir las dos obras que siguen, fechadas en 1993.
                             




Y el lápiz compuesto, la témpera, el papel de estraza, el vivir en un tercero sin ascensor y otras técnicas, construyeron esta advertencia: "¡No perturbes el espíritu dormido de las viejas escaleras: podría hacerte tropezar!"

                                     


También, de este mismo periodo y en amistosa alternancia con los ensayos más o menos abstractos, un tema recurrente de los días en casa, será el entretenido bodegón al óleo, sin más expectativas que el ejercicio pictórico...








Y retratos...






MONUMENTOS




También, entre los años 1990 y 1994/95 pasé algunos sábados (nadie me puede calificar de dominguero) dándole vueltas a la catedral de Sevilla, sólos el día, la imponente mole y yo, trabando conversación amistosa y callada,,, (óleo, grafito, acuarelas...)

  


 


PERIODO 1994-2000

Entre 1994 y 2000 se superponen cuatro líneas de trabajo, emprendidas con el mismo entusiasmo:
·       a.-  "Naturaleza" en interiores, con acuarela sobre papel Arches de grano fino y "Lavis Fidelis"...
·        b.- Acuarela abstracta sobre papel secante...
·      c.- Acuarela y técnicas mixtas sobre madera; evocaciones  figurativas, insertadas en estructuras de generación abstracta...; grandes formatos predominantes...
·      d.- Talleres de acuarela y dibujo del I.E.S. "Miguel de Cervantes", Centro Cívico "Los Carteros", Centro Cívico "Las Columnas" y Centro Cívico "San Julián", junto a compañeros de la vocalía de Sevilla de la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía...; apuntes del natural en interiores, y frecuentes salidas al aire libre...

   También, a lo largo de este lustro me animé a participar, tímidamente, en algunos certámenes de pintura "seca" de ámbito nacional (IIº Premio de Pintura Caja Rural, XII Certamen Nacional de Artes Plásticas "Villa de Rota", Vº Certamen Nacional de Dibujo “Fundación Gregorio Prieto", XLVª Exposición de Otoño, Real Academia de Bellas Artes “Santa Isabel de Hungría”...), algunos de acuarela (Certamen Nacional de Acuarela “Caja de Madrid”, Premio Gaudí de Acuarela...) y, con las primeras e inesperadas menciones de honor y premios, incrementé la participación, en la creencia de que ésto estimularía mi afición, y me obligaría a depurar mi técnica y empeño.



Catedral, 1995,  (130 x 120 cm.)
Mención de Honor, XLV Exposición de Otoño, Real Academia de Bellas Artes "Santa Isabel de Hungría", Sevilla. 
(...con un significado especial para el que suscribe, pues nunca he sido alumno de la Academia de Bellas Artes, y nunca he recibido clases de pintura ...; siempre he pintado de forma intuitiva y siempre me he acercado a la pintura como aficionado...)


 
  Asímismo, en estos años, me atreví a realizar pequeñas tallas y ensamblajes en madera, sin más propósito que dar compañía al restringido mobiliario de mi reducido estudio-taller...



"NATURALEZA" EN INTERIORES, 1994-2000


   En algún momento, muchas de las personas aficionadas a la pintura hemos necesitado ejercitar nuestras posibilidades técnicas; demostrar y demostrarnos que podemos acercarnos a los detalles y reproducirlos de forma convincente... 
¡Pobre del que lo intente a plena luz del día!, pues el continuo movimiento del sol hará que, cada detalle, parezca distinto cada diez o quince minutos...  Para pintar del natural a plena luz, es necesario ser rápido, eludiendo los detalles... 
A veces, se puede hacer pintura detallista, asistiendo varios días seguidos, a la misma hora, al lugar elegido...; pero, la tarea, puede terminar "aburriendo", justo lo que no queremos...
¡Mejor, los días nublados! pues, aunque mengüe la luminosidad, la iluminación será más duradera, sin proyección... 
Y, un poco mejor, en interiores, cuando el sol no se proyecta directamente sobre las ventanas..., aunque los temas quedan reducidos a bodegones, "naturalezas", retratos o ambientes..., o todo junto... En este caso, si elegimos pintar plantas con flores en primavera, seremos testigos de su rápida evolución y desarrollo...
   De cualquier forma, me gustaría, para los que aman la pintura del natural, corroborar algo que dice Antonio López García en la película de Victor Erice "El Sol del membrillo": Que,  "lo maravilloso es estar junto al árbol", junto al modelo vivo..., "mucho más importante que el resultado"...


Mesa y mantel, 1996, 70 x 50 cm., Arches, grano fino  



Mantel y nardos, 1996,  50 x 70 cm., Arches, grano fino
   


ACUARELA ABSTRACTA, 1994-2000


"Hipopótamo estelar": acuarela sobre papel secante, 1994

   Un buen día, absorto mientras pintaba, dejé una brocha cargada de acuarela sobre un trozo de papel secante. Al cabo de un rato, cuando quise recuperarla, observé que el papel secante había "chupado"  el agua cargada de color de la brocha, y había ido depositando, por densidades, la disolución, formando aureolas concéntricas curiosamente bellas...
Al cabo de un tiempo, como los efectos desaparecían porque la absorción continuaba, decidí utilizar la plancha eléctrica para frenar la absorción, consiguiendo, de paso, algunas zonas tostadas...; lejía, para provocar nuevos efectos...; lápiz y tinta china, para concretar espacios y formas...; monotipos, para introducir grafismo...; arrojé trapos cargados de color...; lavé...; me atufé con los gases resultantes de la lejía caliente por la plancha...; tuve serios disgustos con mi señora por ensuciarle la plancha, las paredes, el suelo, la ropa... Y ¡he aquí algunos ejemplos!


"Navegando en un dragón por un viejo portulano": Acuarela sobre papel secante, 1994


"La costa de las cerezas": acuarela sobre papel secante, 1994


"La avaricia": acuarela sobre papel secante, 1996
Mención de Honor en el XX Certamen Nacional de Acuarela "Caja de Madrid"


"Acuario bentónico": acuarela sobre papel secante, 1998



EVOCACIONES FIGURATIVAS EN ESTRUCTURAS ABSTRACTAS,

1994-2000



   Salvo las dos obras ut supra (una acuarela de 1996, Mención de Honor en el II Certamen Andaluz de Acuarela "Duquesa de Alba", que reproduce un óleo de 1991 con el mismo tema...), y como consecuencia del activo despliegue de técnicas, utilizado en las acuarelas abstractas sobre papel secante del mismo periodo, me aficioné al uso de papel de seda, encolado sobre grandes soportes de okumen en bastidor de pino, y a trazar, arrojar, chorrear, manchar con acuarela y lejía, para definir, después, con óleo.
   Los temas, el resultado de mirar y mirar las manchas, girar el formato, entornar los ojos, arrugar la nariz, intentar comprender, escuchar, percibir, lo que la imaginación evocaba... En síntesis, el procedimiento Roschard.
   Estos son algunos de los resultados:

 1



 3





   6   

1 Fiordo, 1998, Acuarela y lejía sobre papel "Lavis Fidelis", 67 x 58 cm. Mención de Honor en el I Certamen Andaluz de Accuarela "Duquesa de Alba"
2 Lanzarote, 1998, Acuarela y lejía sobre papel "Lavis Fidelis", 99 x 118 cm. Premio de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Sevilla, en la  XLVII Exposición de Otoño de la Real Academia de Bellas Artes "Santa Isabel de Hungría".
3 Pantano, 1995, Acuarela, lejía y óleo sobre papel de seda, sobre madera, 90 x 110 cm.
4 En la tierra del lobo..., Noviembre de 1994, Acuarela, tinta y óleo sobre papel de seda, sobre madera, 82 x 80 cm.
5 Mi casa en las montañas, 1997, Acuarela, tinta, lejía  y óleo sobre papel de seda, sobre madera, 120 x 140 cm.
6 Sonda, 1998, Acuarela, tinta, lejía y óleo sobre papel de seda, sobre madera, 110 x 100 cm.



TALLAS SENCILLAS Y ENSAMBLAJES DE MADERA, 1997-2001
En algún momento, en estos años, pude ver un reportaje sobre Henry Moore (quizá en conmemoración del centenario de su nacimiento en 1898) y me entusiasmó hallarlo, en su taller, rodeado de las miniaturas de yeso o escayola con las que, posIblemente, ensayara obras mayores: ¡...parecían acompañarle...!
   ... Y decidí intentar una aproximación al mundo de las tres dimensiones, desde el más elemental procedimiento que mi ignorancia permitía: el ensamblaje de pequeñas y simplísimas tallas de madera. 
   La mayor de ellas no pasa de 60 cm. de altura.

"Capataz de una hacienda ganadera en las escaleras mecánicas de unos grandes almacenes".

"Gaviota".


"Estructuras"


"Relincho".


s/t


"Torneo; justa".



2001-2008: ACRÍLICOS
Hacia el año 2000 o 2001, dejé de pintar al óleo, sustituyéndolo por acrílico.
Motivos:
  a) Incapacidad de respirar, en invierno, en mi pequeñísimo taller, durante más de hora y media, las "emanaciones", efluvios y "perfumes diversos", derivados de la disolución de las pinturas al óleo en aguarrás...
   b) Riqueza de los chillones colores acrílicos que, para mayor ventaja, se disuelven en agua ...
   c) Mayor dedicación a la acuarela.

Papá, 2003
   

"Castillos de Agua", 2008



ILUSTRACIÓN



Entre el año 2000 y el 2007 he tenido la oportunidad, esporádica, episódica, anecdótica, de colaborar en algunos trabajos de ilustración, tarea que me entusiasma, aunque reconozco mi falta de experiencia.
¡Hé aquí algunos dibujos de entonces!:




                                                        


SIMPOSIA, ENCUENTROS Y EXPOSICIONES NACIONALES E INTERNACIONALES DE ACUARELA

En 1995, participé en la exposición que, en conmemoración de su 50 Aniversario, la Agrupación Española de Acuarelistas inauguró en la Sala de Exposiciones del Ministerio de Cultura, antiguo Museo Español de Arte Contemporaneo, en Madrid.
   Mi actitud, un tanto infantil en aquel momento, consistió en comparar mi acuarelita con las demás obras expuestas, donde aparecían los nombres de Francisco Esteve Botey, Joan Centelles Banque, Antonio Román, Jesús Lozano Saorín, Luis García Ochoa, Ceferino Olivé, Pastor Calpena, Julio Quesada, Lucio Sobrino, Joaquín Ureña, Julio Visconti, Rafael Requena, Geoffrey Wynne, Navarro Galcerán, Ballestá, Gaspar Romero, Martínez Lozano, Rafael Sempere, Badillo..., y tantos buenos acuarelistas...
   Aunque la comparación no fue excesívamente decepcionante, sirvió de revulsivo y estímulo para plantearme mejorar... ¿Cómo?: En aquel momento sólo se me ocurría pintar, pintar y ensayar...
   En 1996 y 1997 participé, con la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía en dos Exposiciones Nacionales de Acuarela en Priego de Córdoba y, en 1998, en el Vº Simposium Nacional de Acuarela en Bubión (Alpujarras), con exposición en Granada.
   En 1997, el Premio Gaudí de Acuarela pasó a ser nacional, con lo cual pudimos empezar a ver obras de Centelles, Evencio Cortina, Marticorena, Armando Juez San Salvador, Joaquín Ureña, Justo San Felices, Francisco Solano, etc., junto a los andaluces Ricardo Bellidos, José González Bueno, Camilo Huescar, Muñoz Carmona, Antonio Ortega...
   En 1999 acudí, con obra, al VI Simposium Nacional de Acuarela, en Jaca, dónde los apuntes de Cesc Farré nos movieron, a más de uno, a desentendernos, en lo posible, de los planteamientos clásicos de nuestras acuarelas. ¡Mi agradecimiento!
·    2000: VII Simposium Nacional de Acuarela, en Palma de Mallorca.
·    2001: Exposición Nacional de Acuarela, Museo Provincial de Huelva.

2002: Primer Encuentro Andaluz de Acuarela, en Ronda, y IX Simposium Nacional de Acuarela, en Priego de Córdoba.      


      2003: XI Simposium Nacional de Acuarela, en Aranjuez.


2004: III Encuentro Andaluz de Acuarela, en Baeza-Úbeda, II Edición de "La Nit de Montblanc", y  XII Simposium Nacional de Acuarela, en Santiago de Compostela.
2005: VI Encuentro Internacional de Acuarela, Amberes, I Encuentro Andaluz y Ceutí de Acuarela, y   Exposición IV Centenario de la publicación del Quijote, Arganzuela, Madrid.
2006: III Encuentro Internacional de Pintores, La Alberca (Salamanca), XIII Simposium Nacional  y VII Encuentro Internacional de Acuarela en Bilbao, y Exposición Nacional de Acuarela, Palacio Provincial de Alicante.
2007: IV Encuentro Andaluz de Acuarela, Puebla del Rio (Sevilla).

2008: Exposición Nacional, "Homenaje a la Música", Madrid, y IX Encuentro Internacional de Acuarela, Zaragoza.


Estos simposia, encuentros, y otras muchas exposiciones nacionales, me han ido enseñando a ver, comprender y valorar las obras ajenas, con lo que he ido ganando en comprensión de la propia.
   Antes valoraba las obras que, desde mi ingenua percepción, estimaba "magistrales". Ahora, lo que me apasiona es ver la intencionalidad de cada artista, incluso los más recientes..., y sus logros...


CERTÁMENES NACIONALES DE ACUARELA


Aunque, en ocasiones, en casa, en estos últimos años, me he relajado con algún estudio de plantas o de formas...


...lo frecuente ha sido el ensayo, de cara a la participación en los Certámenes Nacionales de Acuarela de los que me llegan noticia; pues, siempre resulta mas favorable contar con algunos buenos resultados, obras, y poder seleccionar la que evidencia mayor mérito, que recibir devuelta, no seleccionada, una obra cualquiera.



...Y mejor aún cuando algunas no te las devuelven, al resultar premiadas...


VII Certamen Nacional de Pintura y Escultura
 "Ciudad de Melilla", 2006
Primer Premio de Acuarela


Mención de Honor, en el VI Certamen Nacional de Acuarela de Málaga, 2007...


VII Premio Nacional de Puntura
"Villa de Ágreda, 2008
Premio Especial de Acuarela


Premio "Mecenas", 2008, Loja


Premio "Francisco Revelles" de Acuarela, 2009,
 Colmenar Viejo
Primer Premio, Ex.Aequo con Camilo Huescar




VIII Premio Nacional de Pintura
"Villa de Ágreda, 2010
Premio Especial de Acuarela



Primer Premio, III Certamen de Acuarela "Ciudad de Ceuta", 2010


"El hortelano/Las salinas", 72 x 99 cm.
ACCESIT, 
XXVI Certamen Nacional de Acuarela,
Premio "Gaudí" 2010



Primer Premio,
V Bienal Internacional de Acuarela, 2011
"Ateneo Jovellanos" de Gijón


Medalla de Oro,
II Bienal Internacional de Nuevas Técnicas en Acuarela,
Caudete, 2012


Primer Premio
Certamen de Pintura BBVA, 2014
"Arquitectura del fango",
 Acuarela sobre papel Arches de 300 gr/m2,
120 x 100 cm.


Segundo Premio,
VIII Edición del Certamen Internacional de Acuarela
"Julio Quesada", 2014
(Crevillente)



CERTÁMENES DE PINTURA RÁPIDA


   Poco a poco, me he ido aficionando a participar en los Certámenes de Pintura Rápida no muy alejados de Sevilla.
   En algunos, existe premio específico de acuarela; como en Alcaudete, "Ciudad de Guadix", Montoro, "La Axerquía" (Córdoba)...; en otros, no, pero empieza a valorarse...
   He aquí algunas obras, desde mi punto de vista  "acertadas", de este periodo.
   Por supuesto, me reservo muchas "sin acierto": algunas con premio, y otras sin pena ni gloria, a pesar de que puse en cada una el mismo empeño y esfuerzo. Puedo afirmar que, la elección del tema es muy importante, luz, estado de ánimo del artista..., pero el estado psicológico y anímico del jurado del Certamen, parece ser decisivo.

Premio Especial de Acuarela, I Certamen de Pintura Rápida "Ciudad de Guadix", 2005. A esta obra, por avatares inesperados, también le otorgaron el Segundo Premio en Categoría Libre.

Premio ACSUR de Acuarela, IX Concurso de Pintura Rápida "La Axerquía", Córdoba, 2007. En 2005, primer año que participé, obtuve, también, el Premio ACSUR de acuarela, único de modalidad. En 2006, ni me seleccionaron. En 2008, tampoco.


VI Certamen de Pintura Rápida
"Las Cuatro Esquinas", Ubrique, 2007
4º Premio
Acrílico s/ tabla, 110 x 110 cm.


Cuarto premio de Acuarela, X Certamen Nacional de Pintura Rápida "Ciudad de Alcaudete", 2008. En este mismo Certamen, obtuve un segundo premio en 2001, primer año que concursé; me ignoraron en 2002; primer premio en 2003; no participé en 2004, 2005, 2006; y un sexto en 2007.



Segundo Premio, III Concurso de Pintura Rápida "Valle del Guadiato", Peñarroya-Pueblonuevo, Mayo de 2009
























IX Certamen de Pintura al Aire Libre "Villa de Rota" 2009, 
Tercer Premio, Acrílico s/ tabla,
100 x 81 cm.



Quinto Premio de Acuarela, 
XII Concurso Nacional de Pintura Rápida
 "Ciudad de Alcaudete", 2010


Segundo Premio,
IX Certamen de Pintura al Aire Libre
"Paisajes de Alcalá", 2011.
Acrílico s/ tabla, 65 x 50 cm.

Primer Premio,
X Certamen de Pintura al Aire Libre
"Paisajes de Alcalá", 2012.
Acrílico s/ tabla, 65 x 50 cm.