domingo, 9 de octubre de 2016

NOCHE BLANCA

Segundo año que trasnochamos (la entrada del 2015 se puede consultar pulsando en este enlace).
El primer apunte, en las últimas horas de la tarde del día 7 de Octubre del presente año, resultaron efímeras y, donde me atreví a dar una pincelada roja que expresara el reflejo rojizo del cielo rojizo en el Guadalquivir, al minuto siguiente me arrepentí, porque el efecto se tornaba grisaceo... Como la pincelaba estaba dada, he tenido que convertirla en una migración turística del atún rojo a la Torre del Oro.


Saludos a los compañeros que se acercan y, ya con la noche encima, lo que supuestamente, en la paleta, eran colores oscuros sin más, colores de noche..., por la mañana han resultado ser predominantemente azules, con toque de negro, verde y..., ¡menos mal que el sepia estaba al otro lado de la paleta! ...









Lo que sí quedó claro es que, la Noche Blanca, es una noche abierta, abarrotada de gente agradable, alegre, amena, simpática, sonriente, entusiasta de la experiencia pictórica, y con un corazón repleto de cariño hacia sus semejantes, auténtico festín de saludable convivencia, afirmo...




A la 01'00 de la noche, se apagan la mitad de las farolas, para recordarnos a los peques el preceptivo descanso, la cama espera...